N/D Obteniendo Informe del clima

Buscar
Elena Holmberg,
Camara fotoAMPLIARElena Holmberg,
29/06/2012 - Libro

"Elena Holmberg, la mujer que sabía demasiado"

“Elena Holmberg, la mujer que sabía demasiado”, de la periodista Andrea Basconi, desnuda las internas feroces que hubo en el autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”, a partir de una investigación que demuestra que la diplomática estaba consustanciada con las ideas de la dictadura y, sin embargo, el genocida Emilio Eduardo Massera la mandó a matar.

Si bien no hay grandes novedades en el caso después del libro “Elena Holmberg. Historia de una infamia”, publicado por los hermanos de la diplomática en 2001, la investigación de Basconi sistematiza y chequea todas las versiones que se han conocido hasta ahora sobre el destino de la ex funcionaria de la embajada argentina en París.

La historia es conocida. Holmberg cumplió funciones en el supuestamente secreto Centro Piloto de París. Desde ese lugar, la diplomática se enteró de vinculaciones del “Almirante Cero” que no tendría que haber conocido: Los contactos de Massera conla LogiaMasónicaP2, de Licio Gelli, con el dictador comunista el comunista rumano Nicolae Ceaucescu y con la organización Montoneros.

Los hermanos de Holmberg acusaron directamente por el secuestro y asesinato a un grupo operativo dela ESMA, que conducía en ese momento el almirante Eduardo Chamorro, y a Massera. Fue a plena luz del día en Uruguay y Charcas. El cuerpo de la mujer apareció flotando en el río Luján el 23 de setiembre de 1978. Lo propio le ocurrió a Marcelo Dupont, hermano del diplomático Gregorio, asesinado por ser confidente de Elena.

Uno de los que advirtió de la existencia del Centro Piloto y la reunión con el “Comandante Pepe” fue el entonces embajador en Francia, Tomás de Anchorena, quien durante una audiencia del juicio en que se trató la muerte de Holmberg admitió haber propuesto la creación del organismo para equilibrar la “campaña antiargentina que crecía en Europa”.

De acuerdo con investigaciones periodísticas del diario “Le Monde”, en el encuentro con el dirigente montonero, en el Hotel Intercontinental de París, Massera habría ofrecido más de un millón de dólares para que la organización no realizara ningún acto de violencia durante el Campeonato Mundial del ’78. Nunca fue debidamente aclarado si Mario Firmenich aceptó el ofrecimiento, pero otros dirigentes montoneros abandonaron la organización por sospechar de su jefe.

El perfil de Elena, amiga personal de Jorge Rafael Videla, “muestra que ella creía en los objetivos (de la dictadura). Fue siempre una antiperonista acérrima. En la división que hicieron los militaresla Cancilleríaquedó bajo la órbita dela Armada, o sea de Massera”, subrayó la periodista en una entrevista con la agencia “Télam”.

Tomás de Anchorena, apunta Basconi, “le encargó a Elena que se hiciera cargo del Centro Piloto, pensado para neutralizar la propaganda negativa de los organismos de derechos humanos”. Sin embargo, más allá de esos objetivos, Massera impulsaba que el Centro Piloto estuviera en sintonía con su objetivo de convertirse en presidente.

Para la autora, “costó conseguir testimonios en ‘on’, en 30 años muchos testigos se murieron, otros se olvidaron o no quieren hablar. En cambio, la familia fue muy generosa en aportarme todos los datos posibles, al contrario de gente que la conoció mucho y se mostró reticente: ‘Prefiero no hablar del tema’, me decían”.

La primera percepción de la familia era que la había secuestrado un grupo terrorista, pero nunca imaginaron de entrada que su desaparición estaba relacionada con el accionar clandestino de las fuerzas armadas. Luego, la atención estuvo puesta sobre algunos marinos que trabajaron en el Centro Piloto en París y enla ESMA, como Carlos Enrique Yon y los capitanes de corbeta Eugenio Vilardo y Roberto Pérez Froio.

La interna fue tan evidente que el entonces ministro del Interior, Albano Eduardo Harguindeguy, y el jefe dela Policía Federal, Edmundo Ojeda, no titubearon en atribuirle el secuestro “a ese negro hijo de puta de Massera” horas después del hecho.

“Hay señales que Elena sentía que algo andaba mal. Le dice a uno de sus hermanos: ‘estoy en problemas ya te voy a contar’, y éste piensa que se trataba de algo similar que había pasado con el embajador César dela Vega, quien le aplicó una sanción en el último gobierno de Perón”, relata Basconi.

El tema era simple. Holmberg tenía dos problemas con la dictadura: tenía en su cabeza muchos datos comprometedores y había tomada conciencia de la ferocidad de los comandantes, a partir de la desaparición de las monjas Léonie Duquet y Alice Domon: “una de ellas (Duquet) cuidó al hijo discapacitado de Videla”, precisa la autora del libro.

De acuerdo con Basconi, Elena observa como el Centro Piloto se convierte poco a poco en una base de operaciones políticas de Massera y tiene una relación conflictiva con los marinos enviados allí como Jorge Enrique Perrén y Antonio Pernías. Y, sobre todo, tema dela P2 “también aparece ligada a Massera como una forma de buscar financiación para sus planes. Elena vio y cuestionó movimientos raros, pero no sabía bien de qué se trataba”, dice la autora acerca de su libro publicado por “Sudamericana”.

 Por Martín Ungaro (Gaceta Mercantik)

 


Identificación de Personas Desaparecidas

Si tenés un familiar victima de desaparición forzada y aun no diste tu muestra de sangre lo podés hacer ahora y ayuda a identificarlo.La toma de muestras son gratuitas, hechas por el Equipo Argentino de Antropología Forense dentro de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas. Llama e 0800-333-2334, de lSec. DDHH Tuc. –Juzgados Federales 1 y 2 Tucumán.



Sus Herramientas
Agrandar Texto Texto Normal Achicar Texto Traductor Seguir a tucumanhoy en Twitter
Encontrá este widget en www.argentina.ar

Todos los derechos reservados Copyright 2007
Terminos y usos del sitio
Directorio Web de Argentina

Secciones
Portada del diario | Ediciones Anteriores | Deportes | Economia | Opinion|Policiales
Contactos
Publicidad en el diario | Redacción | Cartas al director| Staff

logo virtualnoa